En Primera: Le pitan penal injusto y decide botarlo

Aunque hoy día una bandera amarilla nos recuerda que en el fútbol debe prevalecer siempre el “Juego Limpio”, la caballerosidad con que muchos jugadores del pasado actuaban es algo ya extinto, por el carácter mercantil de este deporte en la actualidad.

Botar un tiro de penal, por considerarlo injusto, fue lo que sucedió el domingo 24 de octubre de 1926, en el juego de Primeras Divisiones entre el Club Sport La Libertad y la Sociedad Gimnástica Española.

Con el arbitraje de Enrique Sancho, libertos y gimnásticos protagonizaron el “derby” de la capital en el Estadio Nacional.

Cuando el marcador se encontraba 2 a 0 en favor de los blanquinegros, se sancionó una falta dentro del área que sería el descuento para los rojiblancos en ese primer tiempo.

A la ejecución vino Gastón Michaud, futbolista que figuró más como portero en su carrera, aunque en varias ocasiones actuó como jugador de campo, como en esta oportunidad.

El descuento para volverse a meter al encuentro estaba ahí, a sólo once metros; pero Michaud prefirió botar al propio el remate por considerar injusta dicha sanción en contra de su rival.

Lo hecho por Gastón generó una lluvia de aplausos por parte de los cientos de aficionados en las gradas del estadio. La valla del meta de La libertad, “Manolo” Rodríguez, permaneció invicta y no vulnerada por un error arbitral.

Ese día la Gimnástica Española presentó las bajas de varios titulares como Mayid Barzuna, General Jiménez, Héctor Albertazzi y Reinaldo Arias, para peores el arquero Ricardo González sufrió una lesión y el jugador José Escorriola tuvo que ponerse los guantes, además Peter Assemann se retiró por cansancio, dejando a los gimnásticos con solo 9 hombres.

El resultado final fue de 11-0 en favor de La libertad; pero la acción que valió el boleto por caballerosidad y deportismo fue el gesto de Gastón Michaud. Esa sí fue una verdadera demostración de “Fair Play”, cuando aún no adornaban las canchas con bandera amarilla al comienzo de los partidos ni notas musicales.

Hoy los tiempos son otros, pues el fútbol es: Uno, una empresa; dos, un deporte y tres, un juego; pero no por eso debería perder su esencia, sus raíces ni su razón de ser: Cautivar con competencia justa a sus millones de aficionados.

El lunes una nueva “Historia del Fútbol Tico”…

Gastón Michaud en esta ocasión ocupando el puesto de portero, que fue el que más desempeñó en su carrera. Fotografía de 1926.
Gastón Michaud en esta ocasión ocupando el puesto de portero, que fue el que más desempeñó en su carrera. Fotografía de 1926.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s