Por ver fútbol internacional se caen de árbol y quedan internados

La llegada de clubes extranjeros a nuestro país era todo un verdadero acontecimiento, capaz de paralizar la vida social del país.

Para agosto de 1931 visitó Costa Rica, el Hakoah All Star, equipo de los Estados Unidos y uno de los mejores que por esos años había jugado en nuestro país, pues era integrado casi en totalidad por futbolistas europeos.

El 16 de agosto, se pactó el primer choque ante el Orión FC en el Estadio Nacional. Los boletos se pusieron a la venta a un precio de 2 colones en sol y 5 en sombra.

Ante la gran expectativa creada, buena cantidad de aficionados desfilaron hacia La Sabana, algunos con entrada y otros a jugársela para tratar de ver el encuentro de alguna forma.

En ese entonces, al lado del Estadio Nacional, había varios árboles, los cuales eran aprovechados por los jóvenes como verdaderos “palcos” para disfrutar del fútbol sin pagar. Eso sí, había que llegar temprano para acomodarse en alguna de sus ramas viejas.

En árboles como éste, algunos aficionados que no podían pagar la entrada al Estadio Nacional, observaban los juegos del fútbol nacional e internacional. La fotografía es de 1930.
En árboles como éste, algunos aficionados que no podían pagar la entrada al Estadio Nacional, observaban los juegos del fútbol nacional e internacional. La fotografía es de 1930.

Dentro del recinto, 3.400 personas habían pagado su tiquete. La contienda, pactada inicialmente para las 9:30 am, se retrasó para dar inicio a las 10:25 am.

Sin embargo, justo antes de que el árbitro Salvador González diera el pitazo inicial, una rama del vetusto higuerón se desgajó cayendo con ella cinco jóvenes aficionados al suelo, desde una altura considerable. Todos habían “madrugado” para no perderse ni un ápice del sensacional partido internacional, el primero en todo lo que iba del año; pero posiblemente el exceso de cupo les jugó una mala pasada.

Los heridos fueron Juan Cascante Valverde, en la garganta tras recibir un corte que le generó una hemorragia importante, Antonio Vargas Ramírez con un golpe en el estómago, además de Manuel Salazar Ramírez, Fulgencio S. Elizondo, Édgar Salazar y Mardoqueo Ramírez, con golpes varios y heridas de consideración. De inmediato, la Cruz Roja trasladó a los cinco jóvenes desafortunados al Hospital San Juan de Dios donde fueron internados.

Y como el show debía continuar, Orión FC y el Hakoah dieron un gran juego, en el que los norteamericanos se adelantaron en el marcador con el gol de “Billy” Gonsalves al 25’; pero Antonio “Toño” Hütt igualó para el cuadro de la “Constelación” al 50’.

El Hakoah luego derrotó al Club Sport Herediano y a la Liga Deportiva Alajuelense. Empató con los orionistas y sólo cayó ante la Sociedad Gimnástica Española.

Aunque si de caídas hablamos, la situación de los accidentados se convirtió en tema de críticas en ese tiempo, ya que algún sector le achacó la culpa a la policía por no bajar a los aficionados de los árboles, por estar más pendiente de que no hubiese “colados” en el estadio.

Como dicen, fueron por lana y salieron trasquilados esos pobres cinco muchachos, que se trasladaron al estadio a ver de gratis el partido y más bien les salió caro, al tener que pasar la noche en el Hospital San Juan de Dios.

Los heridos Juan Cascante y Antonio Vargas en el Hospital San Juan de Dios, al desgajarse la rama de un higuerón cuando querían ver el Orión vs Hakoah en 1931.
Los heridos Juan Cascante y Antonio Vargas en el Hospital San Juan de Dios, al desgajarse la rama de un higuerón cuando querían ver el Orión vs Hakoah en 1931.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s