El día que Costa Rica bailó y goleó a Brasil

La cancha del Estadio Nacional fue testigo de la victoria más importante del fútbol costarricense en casi cuarenta años de Selección, el jueves 10 de marzo de 1960, cuando la Tricolor goleó 3-0 a su similar de Brasil, con motivo del III Campeonato Panamericano de Fútbol.

En ese tiempo la Confederación Panamericana de Fútbol, entidad que buscaba agrupar a los países de las tres Américas, organizó el evento en San José, con la participación de los locales, Brasil, Argentina y México. Los equipos se hospedaron en el Hotel Balmoral.

Para ese 10 de marzo, se pactó la segunda fecha con los partidos México-Argentina a las 6:30 pm y Costa Rica vs Brasil a las 8:30 pm.

En la primera jornada, Brasil igualó 2-2 con México y los nuestros empataron 0-0 frente a Argentina, un excelente resultado para los ticos considerando la fortaleza de los albicelestes. El día previo al juego los brasileños entrenaron y se divirtieron en el Balneario de Ojo de Agua, posiblemente despreocupados del rival de turno.

Y llegó el jueves. Unos 25 mil aficionados compraron los boletos para ver a la “Canarinha” que hacía dos años ganó la Copa del Mundo en Suecia; aunque para esta cita se envió a una Selección de Río Grande do Sul, tomando como base al Gremio de Porto Alegre. Esa región era considerada, después de Sao Paulo y Río de Janeiro, como de las más potentes en el país de la samba.

Las entradas se fijaron en 50 colones en palco, 25 colones para sombra numerada, 12 colones en sombra corriente y sol en 6 colones.

Los equipos ingresaron al campo, la Tricolor de blanco y azul, mientras los brasileños con la “Verdeamarella” y pantaloneta azul. El árbitro argentino Luis Antonio Ventre, acompañado en las bandas por Juan Soto de Costa Rica y Arturo Vilariño de Brasil, dio la orden de inicio.

Desde el comienzo se vio a un conjunto costarricense decidido a no ser presa del rival ni de los nervios. Ante el delirio de miles de espectadores, Guillermo “Memo” Valenciano abrió la cuenta al minuto 15.

Todavía no repuestos los sudamericanos, Édgar Quesada colocó el 2-0 al 27’, ante las miradas incrédulas de propios y extraños en el Estadio Nacional y ante la sorpresa de quienes seguían el partido por Radio Atenea, en la voz de Danilo Arias Madrigal en sus casas. El primer tiempo terminó con la ventaja costarricense de 2 a 0.

En la complementaria la actitud de los nuestros fue la misma, jugar de tú a tú. Rigoberto “Feo” Rojas, que ese día fue el más lindo para la afición tica, logró el histórico 3-0 sobre el minuto 77. Brasil lo intentó pero la muralla llamada Hernán Alvarado, defendiendo la portería local, no pudo ser vulnerada.

Bajo el mando del uruguayo Rubén Amorín, la Tricolor actuó con Hernán Alvarado; Manuel “Manelo” Villalobos, Alex Sánchez, Giovanni Rodríguez, Marco Tulio Quirós, Marvin Rodríguez (Cap.), Édgar Quesada, Rigoberto “Feo” Rojas, Guillermo “Memo” Valenciano, Rubén Jiménez (lo suplió Juan Ulloa por lesión en el 2T) y Jorge “Cuty” Monge.

Brasil, conducida por el técnico Oswaldo Azzarini Rolla “Foguinho”, lo hizo con Irno, Soligo, Aírton, Enio Rodrígues (Cap.) (Ortuño), Élton, Calvet, Marino, Alfeu, Gessi (Ivo Diogo), Mílton Kuelle (Mengálvio) y Jurandir.

Las estadísticas también reflejaron lo que fue el buen desempeño de los costarricenses. En tiros directos 7 centroamericanos y 6 brasileños, remates desviados 8-5, tiros de esquina 8-8, fueras de juego 8-5 y faltas 24-15.

De labor silenciosa aunque fructífera en el plano físico esa noche, estuvieron Rodrigo Leiva, como Preparador Físico e Ismael “Melo” Quesada en calidad de masajista de la Selección. En el plano económico la Federación Costarricense de Fútbol recaudó 185.000 colones.

Después de la sonada victoria, Costa Rica se convirtió en firme candidata a dejarse el Campeonato Panamericano y obtener el lindo trofeo del torneo, donado por la Canada Dry a través de su gerente Augusto Colombari; pero no fue así, pues como se jugaba a dos vueltas, la segunda fue un desastre para los nuestros.

No obstante, ese 3-0 sobre Brasil se convirtió en la campanada del campeonato. La única vez que Costa Rica doblegó y bailó al “Scratch do Ouro”, hace ya 55 años.

El guardameta Hernán Alvarado sale por un balón aéreo, mientras la pelota es pretendida por el brasileño Ivo Diogo. Ganó Costa Rica 3-0 en el III Panamericano de Fútbol jugado en San José, en 1960.
El guardameta Hernán Alvarado sale por un balón aéreo, mientras la pelota es pretendida por el brasileño Ivo Diogo. Ganó Costa Rica 3-0 en el III Panamericano de Fútbol jugado en San José, en 1960.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s