Delantero tico mete 7 goles en un partido y lo quiebran

Si anotar un gol en un encuentro de fútbol es ya motivo suficiente de júbilo, marcar siete no tiene parangón; pero sufrir una fractura en el mismo juego es como visitar el paraíso y el averno en solo minutos.

Esa experiencia ambivalente la vivió Alejando Morera Soto, “El Mago del Balón”, en El Salvador el domingo 3 de noviembre de 1929; pero no actuando para la Liga Deportiva Alajuelense, sino para el Club Sport Herediano.

La historia inicia a finales de octubre cuando el “Team Florense” viajó a tierras salvadoreñas para cumplir con una temporada internacional de encuentros amistosos. Entre los refuerzos que llevaron los rojiamarillos, estaba Morera Soto.

Ya en suelo cuscatleco las cosas se pusieron a tono para los heredianos, goleando 8-0 y 11-1 en los dos primeros encuentros, con 9 goles anotados por el juvenil ariete manudo.

El tercer partido fue ante el club Hércules, campeón salvadoreño, el 3 de noviembre de 1929, a las 3 de la tarde en San Salvador.

Comenzó el choque y con él una lluvia de anotaciones en el campo de juego. Alejandro Morera volvió a ratificar su poderío goleador al marcar nada más y nada menos que la “módica” cantidad de 7 en el triunfo de 11-0.

Sin embargo, cuando “Jandro” se disponía a marcar el octavo, sufrió una entrada brusca de un salvadoreño que le quebró tibia y peroné. Una lesión deplorable para el joven atacante tico de 20 años en ese momento.

Un cable de San Salvador informó: “En el juego de ayer resultaron lesionados levemente Michaud y Alvarado. Morera, el famoso delantero centro, sufrió serias lesiones que obligaron su traslado al Hospital”.

El capitán del Herediano, Eladio Rosabal Cordero, informó al Alajuelense sobre lo acontecido, con este telegrama: “Fractura Morera muy favorable. Médicos confían quedará perfectamente en breve. Magnífica asistencia. Mejora notablemente. Comuníquelo familia. –Rosabal.”

La lesión sacó a Morera de la gira, la cual continuaron los florenses con más triunfos aplastantes.

Pasaron siete meses para que el “Emperador del Fútbol” como fue bautizado en 1931 en México, regresara a las canchas. Lo hizo la mañana del domingo 1 de junio de 1930, en el Estadio Nacional. Ese día actuaron el Orión FC y Liga Deportiva Alajuelense.

El retorno a la acción para Morera no podía ser de otra forma que anotándole de cabeza al meta de los orionistas, “Wicho” Fournier, para abrir el marcador. Ese día, “El Mago del Balón” señaló dos tantos, en el triunfo de los erizos 3-2 sobre el “Equipo de la Constelación”.

Cabe resaltar que la marca de 7 goles en un mismo partido, no ha sido igualada por ningún otro jugador costarricense en partidos internacionales ni tampoco en la Primera División.

Seguramente un día que quedó en la memoria de Alejandro Morera Soto, por lo amargo de la lesión; pero también por lo excepcional de anotar esa cantidad tantos.

Alejandro Morera, "El Mago del Balón" anotó 7 goles en un solo partido en 1929 y en el mismo juego lo quebraron. La fotografía es de 1930.
Alejandro Morera, “El Mago del Balón” anotó 7 goles en un solo partido en 1929 y en el mismo juego lo quebraron. La fotografía es de 1930.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s