Primer futbolista tico que pidió sueldo fue castigado un año

Querer ser remunerado por su juego en la cancha, le costó ser sancionado un año al primer jugador que buscó ser retribuido económicamente en el fútbol costarricense.

En 1933, doce años después de que la Primera División viera la luz, se originó el primer intento serio de un futbolista nacional por querer “vivir del fútbol” en nuestro país. Dicha iniciativa generó mucha polémica.

Semejante “atrevimiento” vino de un jugador de la Sociedad Gimnástica Española, su nombre: Fausto Argüello Montero, quien se desempeñaba como medio.

Fausto Argüello CSL 1936
Fausto Argüello, al centro, en la fila del medio, solicitó salario por jugar el Campeonato de 1933 a su club la Sociedad Gimnástica Española. La Fotografía es de 1936 con varios compañeros del CS La Libertad.

En los años veinte había jugado con el Liceo de Costa Rica en la cancha de Plaza González Víquez, de ahí pasó al equipo españolista, con el que debutó en la máxima categoría el domingo 29 de julio de 1929 ante el Herediano, con victoria de los josefinos 2 a 0. Rápidamente se convirtió en el capitán de los rojiblancos.

Para 1930, Argüello fue convocado a la Selección Nacional que obtuvo la medalla de plata en el fútbol de los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe en La Habana, Cuba. Ahí actuó en tres oportunidades con el suéter de la Tricolor.

Convertido en todo un titular en la media de la Gimnástica Española, Fausto le solicitó a su club un sueldo por jugar el campeonato de 1933, algo inconcebible en el fútbol tico de los años treinta. En ese tiempo solo se aceptaba el balompié amateur y se prohibía a las organizaciones pagar a sus jugadores.

El club gimnástico cursó carta a la Federación Deportiva comentando la solicitud de su futbolista. Siendo visto el informe, la Federación procedió a suspender al jugador por un año.

Posteriormente la Gimnástica ordenó retirar esa carta y sus conceptos, entonces la Federación levantó el castigo impuesto, acordando amonestar a la Gimnástica Española “por falta de seriedad”. Todo esto no sin antes acaloradas discusiones, por cuanto el acta, donde el equipo informó al ente federativo del pedido del jugador, supuestamente desapareció.

Y como nadie es profeta en su tierra, Argüello vio su sueño cumplido de ser profesional no en Costa Rica, sino en las Antillas al marcharse a jugar en Cuba con el Fortuna. Al regreso se vinculó al Club Sport La Libertad, club en el que militó varios años siendo campeón nacional en 1934 y 1942. También actuó en los Estados Unidos donde formó parte del Galicia FC y el Hispano FC, ambos de Nueva York. Además, como refuerzo de varios equipos, tuvo la oportunidad de mostrar sus condiciones en todo el continente.

Fausto Argüello se retiró en 1943, luego fue árbitro y en 1983 fue incorporado a la Galería del Deporte Costarricense. Este mediocampista tuvo la decisión de pedir un sueldo, aunque la respuesta fue más bien un castigo.

Fausto Argüello en 1930
Fausto Argüello en 1930 cuando fue convocado a la Selección Nacional.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s