Mes: diciembre 2015

Ricardo Saprissa sobre su club: “Nunca creí que fuera a crecer tanto”

De seguro que desde el cielo don Ricardo Saprissa Aymá (1901-1990) debe ser el saprissista más feliz por ver a su querido equipo ocupar el máximo sitial de honor del fútbol costarricense, por ocasión número 32.

Les transcribo un extracto de una entrevista hecha por el periodista Ricardo Quirós Sáenz (q.d.D.g.) al “Apóstol del Deporte” en 1978. Don Ricardo Saprissa, don Richard para sus amigos, fue el benefactor de esta gran institución deportiva.

“Nunca creí que fuera a crecer tanto. Un día se aproximó Beto Fernández

don Ricardo Saprissa
Don Ricardo Saprissa (1901-1990), el gran benefactor del Deportivo Saprissa

(q.d.D.g.) y me solicitó que le ayudara un poco con un equipito de pequeños que tenía. Las añoranzas de Barcelona, España, me motivaron a ello, porque allá existían grupos similares, en donde incluso yo jugué, en la década del 21 al 31.

Yo lo veía normal. Pero aquello creció. La idea del fútbol me maduró a mí y no yo a ella. Me tomó la mano y me condujo. Ya no se trataba de cosas simples. Sino de una obligación.”

El Orión y el Saprissa

“En efecto, primero estuvo el Orión, mientras el Saprissa nacía en sus interiores, con ligas menores. Pero los integrantes de ésta comenzaron a subir de categoría, por lo que alimentaba a la tercera división orionista. Subían y subían y nos preguntamos, ¿qué hacemos?… Se resolvió darle libertad al Saprissa como equipo aparte.

Hay tantas cosas de qué hablar que no me imagino de un buen principio. Se me dificulta mantenerme firme en un solo tema, porque mientras hablo de él otros acuden a mi mente, sin darme cuenta.

Es una emoción similar a la que se siente cuando uno juega, la que se vive al observar a los diferentes equipos.

Por mi edad (76 años al momento de esta entrevista) y mi salud, asisto poco a los estadios, casi siempre visito el Nacional o el Saprissa. Se me dificulta en realidad visitar las provincias y entonces escucho el partido en la radio o lo observo en televisión. No estoy metido como antes; pero mientras pueda…

ricardo-saprissa
El estadio del equipo morado lleva el nombre de don Ricardo Saprissa Aymá desde su inauguración, en agosto de 1972, cuando el propio don “Richard” develó la placa en su honor.

Los golpes y la vida deportiva influyen mucho en uno. Todavía yo a los 40 años, era campeón nacional de tenis. Pero surgieron otras obligaciones y poco a poco viene el retiro.”

Don Ricardo Saprissa, connotado deportista y dirigente, además de un filántropo por naturaleza, falleció el 16 de agosto de 1990 a la edad de 89 años; siendo el Presidente insigne de la institución morada entre 1948 y 1981.

El Deportivo Saprissa sin don Ricardo, quizás, nunca hubiera alcanzado la grandeza de hoy.

Sapri
El Deportivo Saprissa es el equipo con más títulos del fútbol centroamericano.
Anuncios

Alajuela apeló gol de Calvo en la final más controversial

silbato 1930La polémica arbitral nunca pasa de moda y menos cuando se enmarca en la disputa de un título. Así lo vivimos en la final más controversial del balompié costarricense, en 1934.

A la serie decisiva llegaron el Club Sport La Libertad y el Alajuela Júnior. El primer cotejo se jugó el domingo 2 de diciembre en el Estadio Nacional, resultando con empate a un gol por bando.

El segundo encuentro se pactó para el mismo escenario, la mañana del domingo 9 de diciembre de 1934. Durante el primer tiempo, los josefinos no tuvieron mayores inconvenientes para obtener una ventaja de 4 a 1 sobre los alajuelenses; pero en la segunda mitad la historia sería distinta. Los amarillos del Alajuela Júnior lograron encajarle tres tantos a los libertos para emparejar los cartones 4 a 4. La balanza la inclinó Rafael Ángel “Macho” Madrigal al 75’ para los blanquinegros de La Libertad con el 5-4.

A pesar de que el triunfo parecía josefino, terminando el juego, Calvo, jugador manudo alcanzó el 5 a 5; pero el árbitro del choque, señor Egidio Piba, lo invalidó por una supuesta carga sobre el arquero liberto Mario Jones. De inmediato se desataron las protestas del Júnior y el desorden. Un sector del público consideró equivocado el señalamiento de Piba e invadió la grama del Nacional, en un intento infructuoso de justicia.

No obstante los reclamos, el juez se mantuvo firme y el triunfo le correspondió a La Libertad; pero la historia lejos de acabar, apenas iniciaría.

La prensa reseñó sobre el arbitraje: “El árbitro Piba estuvo desacertado, perjudicando con sus fallos descabellados a ambos equipos, especialmente al cuadro provinciano”.

A la mañana siguiente vino la apelación por parte de la directiva del Alajuela Júnior ante la Federación Deportiva de Costa Rica, no solamente por el tanto de Calvo, sino por otro invalidado en el primer tiempo.

Todo quedó en manos de la Federación y su reunión del jueves 13 de diciembre de 1934, a las 8 de la noche, cita bastante concurrida por cierto y donde, esgrimidos y escuchados los puntos de vista de uno y otro bando, al final se acordó la anulación del partido. A la postre, es la única vez que un encuentro de final se invalidó.

El domingo 16 de diciembre de 1934 volvieron a escena ambos equipos, con resultado de 0 a 0, haciéndose imperiosa la necesidad ya de un cuarto juego, el cual se señaló para el martes 25 de diciembre; pero que tampoco se pudo efectuar debido a la muerte lamentable del jugador del Alajuela Júnior, Rafael Ángel Herra, en un accidente de tránsito el 20 de diciembre.

Otra nueva solicitud vino del Alajuela Júnior a la Federación Deportiva, que trasladara el partido para la primera quincena de enero; sin embargo, el recurso fue rechazado porque se adujo “falta de tiempo” ya que el Comité Olímpico debía conformar la Selección Nacional que asistiría a los Centroamericanos de 1935 en El Salvador.

De esta forma, el martes 8 de enero de 1935 el título se le otorgó al Club Sport La Libertad ante la no presentación del Alajuela Júnior, el 25 de diciembre. Es esta final de 1934, la más polémica, una de las más largas y la más trágica del balompié nacional.

AJR que debutó en 1ra LREP 8 jul 1933~2

El jugador de Saprissa que casi se hace manudo por 14 mil colones

Los traspasos entre jugadores del Deportivo Saprissa y la Liga Deportiva Alajuelense han sido polémicos en la mayoría de las veces, pues el amor herido de la afición le ha dado matices de dolor, pasando de querencia a odio y resentimiento.

Sapri

Para 1960 militaba en el equipo morado el volante Marvin Rodríguez, uno de los mejores mediocampistas de la historia de nuestro balompié. A inicios de año las cosas entre los josefinos y el jugador no caminaban en la mayor armonía; por lo que la dirigencia de los hoy tibaseños, había declarado transferible a Marvin.

A sabiendas de la valía de uno de los miembros más afamados de los “Chaparritos de Oro” de 1956, Alajuelense se animó a pujar por el futbolista, lo mismo que el Club Sport Herediano. Rodríguez tenía un pasado completo como saprissista desde divisiones menores, hasta su debut en Primera en 1951. Además había ganado los títulos de 1952, 1953 y 1957.

La directiva del Deportivo Saprissa, encabezada por don Ricardo Saprissa Aymá, tasó la ficha del medio de la Selección Nacional en 14 mil colones, una suma elevadísima, nunca antes cobrada en el fútbol costarricense.

El lunes 7 de marzo de 1960, la dirigencia manuda visitó la sesión de junta directiva de los saprissistas para negociar el traspaso, con la disposición de cancelar el monto solicitado por los morados. Don José Llobet Comadrán era el jerarca de la institución eriza.

No obstante, don Ricardo Saprissa y compañía prefirieron revisar mejor el asunto; ya que la partida de Marvin al enconado rival tampoco les hacía mucha gracia.

Pasaron los días y el asunto se fue enfriando, para peores teniendo inminente la fecha de inicio del campeonato nacional de ese año, por lo que el movimiento finalmente no se realizó.

Marvin Rodríguez continuó con el Deportivo Saprissa, haciendo dupla en la media con Miguel Cortés y siendo estelar desde la fecha uno, cuando los morados derrotaron 3 a 0 a la Sociedad Gimnástica Española, el miércoles 6 de abril de 1960; aunque ese día el árbitro Valentín Andrade lo expulsó por intercambio de puntapiés con el gimnástico “Beto” Marín. Los manudos habían debutado tres días antes, venciendo 5 a 0 al Club Sport La Libertad, pero sin Rodríguez.

Marvin Rodríguez y Gento del RMA
Marvin Rodríguez del Saprissa y Gento del Real Madrid intercambian banderines en el Estadio Nacional drurante un juego en 1961.

Sin embargo, Marvin sí vestiría el suéter de Alajuelense entre septiembre y noviembre de 1960, cuando Saprissa lo prestó a la Liga para la gira mundial que realizaron los erizos. El préstamo de Rodríguez Ramírez al cuadro rojinegro fue todo un éxito, siendo el mejor jugador del periplo y hasta vestido de alajuelense, anotó un par de goles.

En su carrera, Marvin Rodríguez vistió las casacas de Saprissa y la del Municipal de Guatemala. Posteriormente como técnico, hizo campeones cuatro veces a los morados, una vez a Herediano y al Municipal Puntarenas, obtuvo también dos títulos del torneo chapín, más un par de cetros centroamericanos con los tibaseños, sin dejar de lado que dirigió a la Selección Nacional en media centena de partidos y la clasificó a su primer Mundial: Italia 1990; pero esos fueron los 14 mil colones que casi pusieron a este ídolo morado en la Ciudad de Alajuela.

Ticos vencen a pinoleros en fútbol y béisbol

Curiosa exhibición dio la Selección Nacional de Nicaragua cuando visitó por primera ocasión suelo costarricense en 1941, jugando fútbol y también béisbol.

San José albergó la primera edición del Campeonato Centroamericano y del Caribe de Fútbol, un torneo que históricamente tuvo el dominio tico.

El sábado 10 de mayo de 1941 el Estadio Nacional recibió el primer juego del certamen para costarricenses y nicaragüenses. 3 colones en palco, 2 en sombra y uno en sol fueron los precios establecidos. El servicio de Autobuses Fénix S.A., conocidos como “Los Plateados”, dio transporte a los aficionados hasta el estadio por 10 céntimos la carrera.

A las 10 de la mañana inició el choque, con la asistencia en el palco del Presidente Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia. La contienda tuvo un solo equipo que dominó al otro de forma abrumadora. El nerviosismo de enfrentar a la oncena local, alentada por un estadio lleno, generó que los dos primeros tantos de la Tricolor fueran autogoles pinoleros, de Abraham Rocha y Humberto Martínez.

Jesús María “Pato” Araya fue el autor de un triplete, con el 3-0, 4-0 y 5-0. Walker Rodríguez se encargó del 6-0. La reacción nica vino con Dolores “Lolo” Morales para el 6-1 con el que acabaron los primeros 45 minutos.

En el segundo tramo del juego, Miguel González señaló el 6 a 2 de los pinoleros. Para Costa Rica, Alfonso Arnáez marcó el 7 a 2 final, un triunfo sin apelaciones por parte de los dirigidos por Alejandro Morera Soto.

Béisbol

Como es sabido, la pasión de los nicaragüenses por el deporte de la pelota chica ha sido históricamente grande. Al día siguiente, domingo 11 de mayo de 1941, varios integrantes de la Selección de Fútbol conformaron un combinado de béisbol para un reto ante un equipo tico. La novena escogida fue la del Goldsmith, conjunto de trayectoria en el ámbito criollo.

El partido se pactó en el diamante de la Plaza González Víquez y contó la presencia del señor Ministro de Nicaragua, doctor Luis Mena Solórzano.

El juego comenzó con mucho entusiasmo, jugándose dos entradas; pero a causa de la lluvia tuvo que ser suspendido. Hasta ese momento y con gran esfuerzo, el marcador era de 1 a 0 en favor de los ticos del Goldsmith.

Victorias en fútbol y béisbol esa vez ante los nicaragüenses hace casi 75 años.

CRC 1941 selección campeona CCCF.jpg
El Presidente de la República, Dr. Rafael Á. Calderón Guardia, entrega los trofeos de campeón al arquero y capitán de la Selección, Hugo Zúñiga (a su lado) y al entrenador Alejandro Morera Soto (de blanco) en 1941, durante el Campeonato Centroamericano y del Caribe de Fútbol disputado en San José.

Con el primer gol olímpico de su historia, Cartaginés vence a LDA

Un gol directamente desde tiro de esquina era algo nunca visto en la Vieja Metrópoli hasta que José “Pipeto” Croceri se lo marcó a Liga Deportiva Alajuelense y le dio el triunfo a los brumosos, el domingo 11 de diciembre de 1921.

Alajuelense no se había presentado dos semanas antes a Cartago en choque de campeonato, por lo que se pactó este nuevo compromiso, dedicado a don Aníbal Coto Aguilar, quien de paso regalaría unas medallas al vencedor.

Los manudos hicieron el viaje en tren a la Ciudad de Cartago. El día soleado, con una brisa fresca de diciembre que soplaba en los alrededores del Colegio San Luis Gonzaga. La cancha de la Plaza Iglesias abarrotada en sus cuatro costados.

Plaza Iglesias
La Plaza Iglesias en Cartago, lugar donde el Cartaginés jugó sus primeros torneos. En la actualidad el campo es la casa del Once Tigres.

A las 12:30 mediodía se presentaron al terreno de juego cartagineses y alajuelenses. Como árbitro de la contienda asumió Francisco Peralta, en sustitución de Charles White, quien había sido designado inicialmente; pero un accidente de una hija suya, al caer de un árbol en un paseo a Aguacaliente días antes, le impidió dirigirlo.

En la rifa de canchas, ganó el Cartaginés, que escogió defender la portería Oeste en la primera parte de 35 minutos.

A los 5 minutos, un remate potente de Heriberto Chavarría, no pudo ser contenido por el meta brumoso, Antonio Bianchini, de lo que sacó partida el pequeño Rogelio Salazar para marcar el 0-1 favorable a los de la “Ciudad de los Mangos”.

Los intentos cartagineses fueron estériles por igualar el juego, al menos en la etapa inicial. Vino el pitazo y el descanso acostumbrado en esa época, de solo 5 minutos.

Reanudadas las acciones, Alberto Coto aprovecha para empatar, después de tomar un centro desde la derecha de Bernardo Ramírez, para vencer la resistencia que tenía hasta ese momento el guardavalla Manuel Ángel Ortíz.

Con el partido igualado, vino la mejor acción del compromiso, cuando se sancionó un tiro de esquina en favor de Cartaginés. Así lo reseñó la prensa escrita en su crónica: “Crocheri tira el golpe de esquina. En ese momento sopla una ráfaga de viento y la bola entra sin que nadie la toque. Peralta da como bueno el punto.”

Sí, gol olímpico del equipo blanquiazul, el primero del que se tenga registro, anotado por José “Pipeto” Croceri, en el marco Oeste, fue la anotación de la victoria, 2 a 1 el triunfo para los muchachos del Irazú, con la capitanía en ese juego de Abel Aguilar.

CSC 1924
José “Pipeto” Croceri, último a la derecha en la fila de enfrente, anotó el primer gol olímpico para el Cartaginés del que se tenga registro. Fue a LDA en diciembre de 1921 en la Plaza Iglesias.

La victoria y las medallas, donadas por don Aníbal Coto, quedaron esa vez en Cartago, con un gol olímpico incluido.

Medallas 1921
Estas medallas, cuyo origen no está del todo claro, posiblemente fueron las que obsequió don Aníbal Coto al CS Cartaginés, tras derrotar a L. D. Alajuelense en 1921, 2 a 1 en la Plaza Iglesias de Cartago.

Saprissa en avioneta a Limón para un partidazo

Saprissa retro
En 1964 Saprissa visitó por primera vez Puerto Limón para un juego de Primera División.

Por vía aérea le correspondió al Deportivo Saprissa hacer su primer viaje oficial al Puerto del Atlántico, en un partido de la máxima categoría. De hecho fue el bautizo de los caribeños jugando como locales en el principal circuito del fútbol costarricense en 1964.

Ante la inexistencia de la actual Ruta 32 (inaugurada en 1987), el tren era comúnmente el medio elegido para hacer los periplos a Limón; sin embargo, los morados se trasladaron en avioneta, saliendo a las 7:30 de la mañana del domingo 26 de abril de 1964, el propio día del encuentro.

Limón FC nunca había albergado un partido de Primera División; por lo que su pequeño estadio debió ser acondicionado con vestidores, duchas y malla perimetral.

La expectativa era enorme entre la afición caribeña por ver al Deportivo Saprissa. El viernes cuando entrenó el cuadro verdolaga, se tuvo la presencia de unos 600 aficionados, en franca muestra del ambiente previo desbordado que había por la llegada de los capitalinos. Desde muy temprano el reducto se llenó, quedando fuera mucho público que no pudo ingresar por falta de cupo. Algunos vagones del ferrocarril, ubicados a un costado del estadio, no pudieron ser quitados por lo que sus techos sirvieron de palco para cientos de fanáticos.

Los limonenses, de uniforme blanco con una franja verde transversal en su camiseta, eran dirigidos por el “Maestro Fello” Meza, que alineó a Linford Mondell, Juan Boyer, Sidney “Tigre” Brown, Eduardo “Atenas” Rodríguez, Bernard Jarret, Claudio “Cuyo” Sandí, Hunter, Vicente “Pimpa” Wanchope, Carlos Luis Orozco, Marvin Fischer (Cap.) y “Macho” Rodríguez.

La escuadra saprissista, de camiseta morada y pantaloneta blanca, conducida por el “Chato” Piedra, puso en el campo a Felipe Induni, Heriberto Rojas, Mario “Catato” Cordero (Cap.), Juan “Macana” Campos, Wálter Elizondo, Guillermo “Memo” Hernández, William Quirós, Rigoberto “Feo” Rojas, Jorge “Cuty” Monge, Édgar Marín y Carlos “Piche” García.

Para Limón, Radio Casino llevó la transmisión de radio, mientras Radio Reloj lo hizo para el resto del país. El saque de honor lo realizó el Gobernador y Ejecutivo Municipal de la Provincia, Miguel Asís Esna. También hubo un minuto silencio por el fallecimiento reciente de la señora madre del entrenador morado, Alfredo “Chato” Piedra.

Induni-Orozco-Elizondo LIM 1 SAP 1 1964~2
Disputa del balón entre el zaguero morado Elizondo, el caribeño Orozco (de blanco) y el arquero saprissista Induni (en el suelo). Estadio Municipal de Limón en 1964.

El árbitro Martín Araya comenzó el juego a las 10:30 de la mañana. De inmediato Orozco tocó el balón a Fischer, éste a Wanchope, luego a Fischer y de ahí a Orozco quien venció a Induni en solo 30 segundos de partido. 1 a 0 ganaba el equipo limonense ante el delirio de toda una provincia.

De inmediato reacciona Saprissa, que prueba las manos de Mondell con remates de “Cuty” Monge, Édgar Marín, William Quirós y “Piche” García, todos contenidos por el corpulento arquero caribeño o despejados por su defensa.

A los 12 minutos, eso sí, un cabezazo fuerte de García, bien colocado al ángulo superior derecho, fue imposible para el guardameta limonense.

LIM 1 SAP 1 1964~2
Cabezazo de “Piche” García y gol de Saprissa, a pesar del esfuerzo de Mondell. 1 a 1 vs Limón FC en 1964.

El partido fue de ida y vuelta, emocionante de principio a fin, de trámite espectacular, recogió la prensa de entonces en sus crónicas; mas a pesar del ímpetu de ambas oncenas, el 1 a 1 no se movió.

Silbatazo final del señor Araya e invasión de público al pequeño campo de juego. Había que celebrar el empate ante Saprissa y también el haber tenido un partido de tú a tú. En lo económico, Limón FC se embolsó una taquilla de 5.479 colones.

Terminado el juego, de vuelta a la aeronave y a la capital, donde el propio “Chato” Piedra reconoció que el empate fue justo, a pesar de que “la cancha no se prestó para el lucimiento del Saprissa”.