Mes: octubre 2016

Árbitro se disfraza de policía para salir de estadio

julio-cesar-soto-vestido-1971
El árbitro Julio César Soto París disfrazado de policía para salir de Heredia en 1971.

Un réferi del fútbol nacional debió uniformarse de policía para abandonar las instalaciones del Estadio Eladio Rosabal Cordero, como si fuera día de “Halloween”.

El domingo 24 de octubre de 1971, el juez Julio César Soto París, vio en riesgo su integridad física en un partido entre Herediano y Ramonense, correspondiente a la fecha 12 y que terminó en un zafarrancho mayúsculo. Ese día, los poetas actuaron como “locales” en Heredia, al menos en el papel.

La primera parte fue decisiva en cuanto a las anotaciones del duelo. Un autogol de “Calocha” Pérez al 2’ y los tantos de Jorge Di Palma (11’) y de “Toño” Morales (20’ de penal), le entregaron tres goles a los florenses. Por los poetas descontó Carlos Losilla al 32’. 3 a 1 para los rojiamarillos.

En el complemento, se jugaban 61 minutos cuando el juez Julio César Soto expulsó al herediano Jorge Di Palma. Esto provocó descontento, lanzamiento de objetos al engramado, reclamos airados, pleito entre futbolistas e invasión del público a la gramilla, entrando inicialmente por el sector Sur.

El juez Soto estaba en el centro del barullo; por lo que recibió golpes, atinando solo a responder

julio-cesar-soto-agredido-1971
Momento de la gresca en la que el juez Julio C. Soto fue agredido.

algunos y decimos que logró

responder algunos; porque también fue árbitro de boxeo en alguna época de su carrera y eso le sirvió para no quedar tan indefenso. Julio César, era hermano del también afamado silbatero Juan Soto París.

Controlada la “cámara húngara”, heredianos y ramonenses querían la reanudación de las acciones; pero el árbitro no aceptó.

Los ánimos caldeados generaban un ambiente de inseguridad para el trío arbitral compuesto por Soto, Eduardo Barrantes y Gilbert Arias. Resguardados por la policía, los jueces se retiraron del campo.

julio-c-soto-sacado-del-campo-1971
El árbitro Julio César Soto P. es retirado del campo, resguardado por un policía y el ex jugador y ex técnico florense Mario Murillo.

Ya en el camerino, y después de casi dos horas, se decidió que el árbitro central saliera vestido de policía para que pudiera abandonar seguro el Estadio Rosabal Cordero.

En efecto, Julio César Soto, se uniformó y salió campante en una radiopatrulla de la Guardia Civil, después de semejante espectáculo grotesco en Heredia, el cual fue presenciado dentro del escenario deportivo por 2.788 espectadores.

Ese 24 de octubre de 1971, Herediano alineó a Edmond Gladstone; Bolívar León, Plutarco Arias, Napoleón Masís y Álvaro McDonald; Álvaro Cascante y Antonio “Toño” Morales; Rafael Ángel Camacho, Guillermo Paniagua, Vicente Wanchope y Jorge Di Palma.

Por su parte, Ramonense a: Carlos “Chemín” Ramos; Rolando “Curro” Suárez, William Chaverri, Carlos “Calocha” Pérez y José Ángel “Chango” Ortíz; Víctor Pereira y Gerardo Nájera, Luis Calvo, Carlos Losilla, “Rata” Calderón y Jorge Luis “Naranjeño” Sánchez.

Esa misma semana, el Tribunal de Penas de la Federación, acordó que se jugaran luego los 29 minutos restantes del partido, suspender cinco partidos la cancha del Rosabal Cordero, sancionar con dos juegos a los florenses Di Palma, Camacho, Paniagua y Morales; con uno a los ramonenses Ramírez, Calvo, Losilla y Calderón; y con un año al directivo herediano Óscar “Cuico” Bejarano. En ese entonces, el Presidente del Herediano era Humberto “Beto” León.

Muchos años han pasado de aquel disfraz de policía que hizo pasar de incógnito al árbitro Julio César Soto París (1931-2012); pero que fue vital para que pudiera salir tranquilo del Estadio Eladio Rosabal Cordero de Heredia.

julio-cesar-soto-patrulla-1971
Julio César Soto París, con traje de policía, salió del Estadio Rosabal Cordero sin problemas, a bordo de una radiopatrulla en 1971.
Anuncios

93 años del primer Campeonato del Cartaginés

portada-csc-campeon-1923

Un día como hoy, 14 de octubre; pero de 1923, hace 93 años, el Club Sport Cartaginés celebró la obtención de su primer Campeonato Nacional y lo hizo a lo grande, en casa.

Era la semana veinte de competencia en el torneo de 1923, que inició en junio. A la cita se hacían presentes el equipo de la Vieja Metrópoli y el Club Sport La Libertad, el club más afamado y popular de San José en esa época.

El choque se pactó para las 12 mediodía en la Plaza Yglesias, que registró un lleno completo a los cuatro costados; pues una victoria, le depararía el título de Primera División al Cartaginés.

Los brumosos en casa llegaban con récord perfecto ese año; pues habían entregado vencidos a La Unión de Tres Ríos (3-1), al Progreso (5-0), al Alajuelense (2-1) y a la Gimnástica Española (3-0).

Cartaginés formó en la puerta con Antonio Bianchini; la defensa compuesta por Abel Aguilar y Jesús Arias; la zona media con Ramón Aguilar por derecha, Lorenzo Arias por el centro y Mario Carazo por izquierda; en ataque Ovidio Cordero como extremo derecho, Bernardo Ramírez delantero derecho, Ricardo “Cholo” Campos, delantero centro, Reinaldo Coto, delantero izquierdo y José “Pipeto” Croceri en calidad de extremo izquierdo.

La Libertad plantó a Manuel “Manolo” Rodríguez en el arco; Arturo Aymerich como zaguero derecho y Feis Tabasch como defensa izquierdo; Juan Gobán como mediocampista derecho, Ricardo “Poeta” Bermúdez por el centro y Misael Jiménez por izquierda; mientras en ataque Jorge Marchena y Salvador Tabasch por derecha; Pedro Quirce por el centro y Jorge Wilson y Juan Fonseca por el sector izquierdo.

Como en la primera vuelta, y ante la dificultad del juego, fue nombrado árbitro Joaquín Manuel “Toquita” Gutiérrez, acompañado por Gastón Michaud y Juan R. Bonilla.

A las 12 mediodía empezó la reyerta y con ella las emociones, los blanquiazules atacando de Este a Oeste. Una combinación de pases: Croceri, Campos y Ramírez, deparó en el gol de Reinaldo Coto al minuto 3. ¡Locura en Cartago! 1 a 0.

Los josefinos trataron de responder; mas el “Kilómetro” Bianchini y su zaga cortaron cualquier ataque. Final del primer tiempo.

En la complementaria, el partido encontraría su definición al minuto 15 cuando, luego de un remate, el arquero “Manolo” Rodríguez soltó el balón y esto fue aprovechado por Ricardo “Cholo” Campos para enviarlo al fondo de las redes. ¡2-0 y algarabía tremenda en la Plaza Yglesias!

No hubo respuesta de los libertos ante el embate de los cartagos que ese día fueron superiores, rematando 16 veces a portería contra 8 de la visita.

El título estaba asegurado, el primero del Club Sport Cartaginés. Silbatazo de “Toquita” Gutiérrez y a celebrar.

Luego hubo una recepción en la sede del club, donde estuvo el plantel, así como su Presidente: Ricardo Rivera, el Capitán General: José Croceri y el Capitán del equipo: Antonio Bianchini.

Eso sí, el trofeo “Al Siglo Nuevo” y las medallas a los campeones, llegaron a las manos de los cartagineses hasta la noche del lunes 19 de mayo de 1924, cuando fueron premiados por el Presidente de la República, don Ricardo Jiménez Oreamuno, y el jerarca de la entonces Liga Nacional, señor José María Pinaud, en el Edificio Metálico en San José.

cartagines-campeon-1923
Cartaginés campeón de 1923, su primer título de Primera División.