Mes: diciembre 2016

Campeón de Primeras cae ante equipo de canchas abiertas

herediano-escudoDe sorpresas está lleno el fútbol, de ahí que por eso sea el deporte más atrayente del mundo. Y sorpresa mayúscula se llevó el monarca de la Primera División al enfrentar a un equipo rural.

El Club Sport Herediano, flamante bicampeón del fútbol costarricense luego de los torneos de 1930 y 1931 decidió aceptar el reto del Club Sport Asturias de Puntarenas para jugar en la “Perla del Pacífico”, el domingo 28 de febrero de 1932.

Los heredianos viajaron al Pacífico en el tren del sábado. El Asturias era un equipo combativo del Puerto, recién fundado en 1931 por don Manuel Madriz. Para ese entonces ya había medido fuerzas ante otros equipos de la máxima categoría, aunque había caído.

 El Herediano llevó a su escuadra titular. El juego se programó para horas de la tarde y fue dedicado a la comunidad china radicada en Puntarenas. Ellos, a su vez, obsequiaron una copa de plata para el vencedor.

asturiasUna semana antes, el Barcelona de Limón derrotó 3-2 a los puntarenenses en un emocionante encuentro.

En el campo de “Las Playitas”, con buena arena, y bajo la conducción arbitral de Salvador González, los equipos alinearon así:

Asturias: Bernardo Vargas; Salvador Tabasch, Juan Diego Umaña, Luis Tercero, Joaquín “Guapo” Soto, J. Ramón Casares, Arcadio Apuy, Carlos M. Guevara, Antonio “Toño” Hütt, Miguel “Lito” Pérez y Pedro Bosques.

Herediano: Ismael “Melo” Quesada; Rodolfo Jones y Milton Valverde; Abel Sandoval, Santiago Bonilla y Joaquín Salazar; Braulio Morales, Carlos Rodríguez, “Manolo” Rodríguez y Francisco Fuentes. Hay certeza de que actuaron estos diez futbolistas.

Los porteños contaron con algunos refuerzos, puntarenenses que actuaban en la capital. “Toño” Hütt marcó el 1-0 y luego “Lito” Pérez el 2-0 con el que hirieron al Herediano y con el cual también acabó la primera parte.

Decididos a salvar el honor, los florenses descontaron a través del goleador Braulio Morales, 2 a 1; mas la victoria sería chuchequera con el segundo tanto personal de “Toño” Hütt para el 3 a 1 definitivo y la fiesta se decretó en Puntarenas. No era para menos, habían vencido al bicampeón nacional.

Por supuesto que los heredianos quedaron con la espinita y hubo revancha ese mismo año, en septiembre, ésta vez en la Plaza Flores de Heredia; pero el resultado sería el mismo: Herediano 1 Asturias 3. Todavía, a mediados de 1933, volvieron a jugar con resultado de empate 2 a 2.

El Herediano en esa época logró el tetracampeonato (1930, 1931, 1932 y 1933); pero el Asturias puntarenense se convirtió en la piedra en el zapato para los de la “Ciudad de las flores”.

Este equipo porteño, aunque con el paso de los años venido a menos, escribió páginas doradas en Puntarenas, cuando aún los equipos chuchequeros no participaban en los campeonatos federados.

herediano-1930-1931-1932-1933
El Herediano que ganó el tetracampeonato 1930, 1931, 1932 y 1933; pero que cayó ante el Asturias de Puntarenas.